Cómo planear un viaje de mochilero por Argentina

Cómo planear un viaje de mochilero

Viajar es una excelente forma de salir de la rutina y relajarse. Pero si no planificas bien la salida puedes terminar más estresado de lo que estabas en un comienzo. Si a mitad de viaje te quedas sin fondos. Si ya tu espalda no soporta cargar tanto peso. O si se te quedo algún documento personal importante, el viaje resultaría un verdadero dolor de cabeza. Lee este artículo sobre cómo planear un viaje de mochilero y disfruta de una experiencia liberadora.

¿De cuánto dinero dispones?

Para comenzar a planear un viaje de mochilero tienes que saber con cuánto dinero dispones. Aunque el dinero no lo es todo, ni compra las mejores experiencias, sí es un factor determinante al viajar. Por supuesto, contar con poco dinero no impedirá que viajes. Pero, a diferencia de tenerlo hasta para regalar, tal vez tendrías que ingeniártelas para reducir gastos y trabajar en el camino.

Puedes resolver el problema de las finanzas si te vas por opciones de hospedaje y comida que sean más económicas. Y si quieres seguir ganado dinero al irte de viaje, ¿por qué no vendes fotos de tu viaje o trabaja de freelance? Estas son algunas ideas interesantes que te dará dinero extra para tu viaje de mochilero.

¿A dónde irás? ¿Dónde te quedarás?

Antes de agarrar la mochila e irte de viaje responde esta pregunta una recomendación visitar argentina ¿A dónde irás? No importa el destino que escojas, tienes la libertad para ir a cualquier lugar. No obstante, debes averiguar sobre el sitio al que te diriges. Una investigación previa te dará una idea de qué empacar, cuánto gastaras, qué peligros evitar y que puntos en concreto visitar. Así disfrutarás de la experiencia de ser turista sin caer en trampas pensadas especialmente para ellos.

Al planear un viaje de mochilero infórmate con otros viajeros. Obtén información de primera mano de alguien que ya haya experimentado un viaje parecido al que tú quieres hacer. Cuánto mejor si fue exactamente al mismo sitio a donde te diriges. Si entre tus cercanos no hay nadie así, busca foros en Internet de viajeros que hablen de sus experiencias.

No esperes llegar al sitio para aterrizar en cualquier lado a pasar la noche. Al <planear tu viaje de mochilero concreta el hospedaje. No necesariamente tienes que quedarte en un hotel, hoy en día hay muchas opciones para alojarte. Desde el hogar de un amigo, una habitación alquilada en casa de un lugareño o en un camping.

Documentos

Es un pensamiento utópico viajar sin documentos. En donde las fronteras no fueran más que líneas imaginarias que indicarán cuanto hemos avanzado. Debido a que esto definitivamente no es posible, al planear tu viaje de mochilero consigue toda la documentación reglamentaria. Estos documentos pueden variar de un país a otro: pasaporte, visa, seguro de viaje, son algunos de los requisitos que te pueden pedir. Por lo tanto, si vas al extranjero investiga en el consulado que ese país tenga en el tuyo lo que necesitas.

Itinerario de viaje

Al planear un viaje de mochilero elabora un itinerario de viaje. De esta manera optimiza el tiempo y los recursos monetarios. Un itinerario implica determinar qué día llegaras a donde, cuánto gastaras, que horarios tienen la salida de transportes que usarás, anotar información importante de contactos de la zona semana y eventos a los que quieras asistir.

Prepara tu Mochila

Al viajar de mochilero, la mochila es parte esencial del viaje. Ella será tu fiel compañera y su contenido te salvará en más de una ocasión. Si al planear un viaje de mochilero no sabes qué empacar en tu mochila, lee las siguientes recomendaciones:

  • Cada maleta es única. Te animamos a que leas sobre que llevan otros viajeros en su mochila. Sin embargo, recuerda que tu mochila es tan única como tú. Cada quien empaca lo que considera indispensable y necesario para su aventura. Por ejemplo, un mochilero que va a escalar no empacará lo mismo que una mochilera que va a la playa.
  • Ten en cuenta el sitio al que vas, el clima que habrá y las actividades que realizarás. Pensar en todo esto te guiará al empacar tu ropa y otros artículos en la mochila.
  • Si tu mochila tiene espacios vacíos y ya llevas todo lo necesario, déjala así. No le sigas metiendo más cosas, tal vez ese espacio demás lo necesites en el camino.
  • Empaca lo más comprimido posible. Ahorra espacio enrollando tu ropa y guardándola dentro de pequeñas bolsas plásticas antes de meterla en la mochila. Los envases de líquido cuida de tenerlos en un bolsillo o maleta aparte.
  • Sé lo más selectivo que puedas al empacar. Puesto que llevar demasiado peso afectará tu espalda y te cansará rápidamente. La ropa para una semana te sirve para un mes. Algunos artículos es mejor que los consigas a donde vayas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *